Jesús Campos podría ser condenado a prisión perpetua, aunque su abogado buscará que la acusación cambie de «homicidio calificado por el vínculo» a «homicidio simple». Se sospecha que el hombre asfixió a su esposa, dejó el cadáver en la cama durante tres días, para finalmente entregarse.

A un año de la muerte de Sandra Martín (56), comenzó el juicio oral y público que tendrá en el banquillo de los acusados al viudo, el remisero Jesús Campos (52), imputado como supuesto autor de «homicidio calificado por el vínculo».

Campos, que permanece detenido en la cárcel de nuestra ciudad, es juzgado con jurados populares y un tribunal con tres jueces técnicos presidido por el vocal de la Cámara Crimen de San Francisco, Alejandro Acuña.

La defensa del acusado está a cargo del abogado Héctor Flores quien intentará un cambio en la imputación a «homicidio simple», siendo que la acusación que pesa sobre su defendido establece como única pena la condena perpetua.

Está previsto que hoy declaren tres testigos, entre ellos los hijos de la pareja y otras personas que conocían a ambos.

En tanto que mañana será el día en que declaren los peritos oficiales y de parte y se especula que el miércoles se escucharán los alegatos y se conocerá el veredicto.

El tribunal y el jurado popular.

La estrategia de la defensa

«La expectativa que tenemos es la de presentar un juicio donde se va a conocer la situación de Jesús Campos. Se sabrá lo que vivió hasta el momento del incidente que terminó con la vida de su mujer», dijo el penalista Flores a LA VOZ DE SAN JUSTO.

Además, con la presencia de los médicos «platearemos una estrategia que es la de demostrar que Campos al momento del hecho no comprendía la criminalidad de sus actos», siguió el abogado que se apoyará en los resultados de las pericias.  «Los médicos intervinientes instalaron esa posibilidad, con el resto de las pruebas incorporadas en el expediente dan cierto margen como para plantear esto», agregó.

El defensor adelantó que desde un primer momento va a solicitar un cambio en la carátula de la causa que fue investigada por el fiscal de Delitos Complejos Bernardo Alberione. «En la presentación vamos a pedir que a mi defendido se lo acuse como presunto autor de homicidio simple», confirmó.

Fuente: La Voz de San Justo