Preocupación en Colonia San Bartolomé por la visita que la presencia de una persona radicada en Córdoba que fue invitada por vecinos del lugar para ir a cazar.

El Intendente Norberto Magni dijo a FM Identidad “No tienen perdón de Dios”, en referencia a la invitación que hizo la familia a este hombre, sabiendo que eso estaba prohibido.

La situación se conoció cuando el visitante que tiene un vivero en la capital, se enteró que un empleado y la madre dieron positivo de Covid-19; por lo que se hizo el hisopado y les comunicó a los propietarios del inmueble donde estuvo parando durante el fin de semana.

“Le veníamos diciendo a la gente que si veían alguien de afuera avisaran, nos venimos cuidando, haciendo sacrificio y sabiendo que de Córdoba no pueden ingresar, estas personas lo invitan a cazar”, se lamentó el mandatario.

La policía y el médico municipal fueron a la casa de las personas con quien estuvo en contacto a decirles que queden aislados hasta que se conozca el resultado del hisopado de esta persona que estuvo en la localidad.

Si da positivo la problemática en San Bartolomé puede ser muy importante, porque según manifestó el intendente “Él estuvo en 7 u 8 casas con gente, luego fueron a cazar y ojalá Dios nos ilumine y de negativo, porque si no vamos a tener que hacer 30 o 40 hisopados y después ver donde estuvieron ellos”.

El malestar de Magni por la inconciencia de esta familia es grande y así lo dio a conocer en sus declaraciones con la radio al puntualizar “No los quiero ver, ni hablar porque en la situación que estamos esta gente hace esto, no tienen perdón de Dios».

Fuente: FM Identidad