Juan José Ronco Rampulla es abogado y comunicador. De barrio General Paz, ahora trabaja en el Congreso de la Nación y se inscribió como voluntario para recibir las dosis de la vacuna norteamericana.

La vacuna de Pfizer (EE.UU) se encuentra en la fase 3. Esto significa que actualmente se están realizando pruebas sobre 30 mil personas en todo el mundo, de las cuales Argentina aporta un cupo de 3500 aproximadamente.

Es una vacuna de ARN mensajero que produce una proteína del SARS-CoV-2 (se llama espiga) que, al ser reconocido por el sistema de defensas del organismo, dispara la reacción inmune. 

El estudio recluta 30.000 voluntarios sanos de entre 18 y 85 años, de los cuales la mitad recibe la vacuna y la otra mitad, un placebo.  Además de en la Argentina, los ensayos clínicos se están llevando a cabo en los Estados Unidos, Alemania y Brasil. El total de ensayos: 120.

Juan José Ronco Rampulla es un joven cordobés de 32 años vivía en barrio General Paz. Recibido de comunicador social y abogado, trabaja como asesor legislativo del diputado nacional Paulo Cassineiro, de Hacemos por Córdoba, en la Cámara de Diputados de la Nación.

Conmovido por la pandemia del coronavirus, no dudó en inscribirse como voluntario para ser parte de los argentinos que prueban la dosis de la vacuna desarrollada por científicos de Pfizer.

«El orgullo de poder hacerlo en Argentina, si bien es una vacuna diseñada en Estados Unidos, es organizado por científicos y científicas argentinas, en nuestro país», destacó.

La candidata a vacuna de ARN, desarrollada por Pfizer junto con la alemana Biontech, ha demostrado inducir una robusta respuesta inmunológica en un ensayo clínico preliminar realizado con 45 adultos sanos de 18 a 55 años.

Se trata de la vacuna desarrollada por la farmacéutica estadounidense Pfizer y la empresa alemana BioNTech, todas ellas basadas en el ARN mensajero para provocar una respuesta inmunológica.

Este tipo de candidatas a vacunas son las que se consideran generalmente seguras y han facilitado el rápido desarrollo de vacunas contra el SARS-CoV-2.

Ahora hay que esperar los resultados de las pruebas de la fase 3.

«Como parte del proceso de inscripción estuve averiguando y existe una base de conocimiento de la cual se crea la vacuna», indicó.

El viernes, por la tarde, colocaron la primera dosis en el cuerpo de Juan José. «No he sentido nada diferente. Particularmente sentí un poco de cansancio», dijo, con tranquilidad.

Fuente: Cba24.com.ar