El intendente Gustavo Benedetti, a través del trabajo en conjunto de la Secretaría de Gobierno, la Dirección de tránsito del Gobierno Municipal y Seguridad Ciudadana, logró implementar la destrucción de caños de escapes ruidosos para mejorar la calidad de vida de los vecinos de la ciudad.

Dicha acción ha sido ejecutada posterior a la aprobación de la solicitud de reforma de la antigua reglamentación, elevada por el intendente al Concejo Deliberante, durante el mes de agosto del corriente año.

La nueva medida, con autorización del Juzgado de Faltas, permite la sustracción del caño de escape libre que produce ruido, para su pronta destrucción.
Por esta razón, las moto partes sustraídas por la Dirección de Tránsito durante los últimos tres meses, han sido destruidas cumpliendo con la normativa.

Pedimos a la población responsabilidad vial y recordamos que la nueva medida se encuentra en vigencia.