Córdoba resolvió no adherir al decreto nacional que impondrá restricciones en la circulación nocturna, con la intención de bajar la curva nuevamente ascendente de casos de Covid-19 en el país.

En cambio, el gobernador Juan Schiaretti anunció ayer (incluso antes de que el decreto nacional se publicara) medidas de otro tipo para esta provincia.

Dos fueron los principales anuncios. Uno, la inversión de 450 millones de pesos para sumar 495 camas críticas en febrero, en hospitales provinciales y municipales de toda la provincia, con lo que la capacidad para internar a pacientes complicados con coronavirus aumentará un 20 por ciento, al pasar de 2.398 camas actuales a 2.893 desde marzo.

Ese dato implica la presunción, por parte de las autoridades provinciales, de que la segunda ola podría ser más compleja que la primera, que tuvo su pico en octubre pasado.

Schiaretti mencionó que, según los expertos en salud que asesoran a su gobierno en la pandemia, el actual aumento de contagios que se registra en Córdoba no corresponde aún a esa segunda ola prevista sino a un rebrote de la primera.

La otra medida planteada fue un inminente aumento en los testeos para detectar con mayor anticipación a los infectados. La intención anunciada es pasar a 15 mil análisis diarios, con especial foco sobre el movimiento que genera la temporada turística.

Restricción, ni mencionada

Previo al anuncio, la principal expectativa estaba centrada en si Córdoba copiaría el decreto nacional de restricción de la circulación en horario nocturno. Sin mencionar que la decisión era no adherir al criterio de la Nación, Schiaretti apuntó que Córdoba “seguirá con el sistema de trabajo” que viene aplicando, y ratificó que la actividad industrial, comercial y productiva continuará sin cambios, al igual que los horarios de bares y restaurantes (habilitados hasta la 1).

De todos modos, el gobernador admitió que se observa “un aumento en el número de casos, en el país y en Córdoba”, y pidió “a todos que cumplan los protocolos, para poder mantener la libertad de movimiento que tenemos los cordobeses”.

Aunque no se precisó en la presentación, la posición de la Provincia respecto de las restricciones para circular consideraría el “por ahora”, ya que se seguirá evaluando la evolución de contagiados e internaciones.

Fuente: La Voz del Interior