Se encontraba internado en el Sanatorio Otamendi con un cuadro grave de coronavirus

El paciente al que un fallo judicial le habilitó el tratamiento con dióxido de cloro para tratar un cuadro de coronavirus falleció este lunes en el Sanatorio Otamendi.

La solicitud original ante la Justicia Federal había sido presentada el 7 de enero por los hijos del paciente, Oscar García Rúa y el propio médico, doctor Dante Converti. La esposa de García Rúa, Alicia Martha Trezza, con el mismo diagnóstico, falleció el día anterior, 6 de enero.

El profesional que había prescripto el tratamiento alternativo con dióxido de cloro, es el doctor Dante Converti, que habrá marcado en su diagnóstico que el «compromiso pulmonar severo, que recibió tratamiento convencional con oxígeno, pese a lo cual la saturación de hemoglobina continuaba por debajo de los valores normales» e indispensables para la normal respiración de una persona.

La decisión judicial causó alteración en la comunidad científica debido a que se trata de una sustancia peligrosa cuyo uso fue rechazado por las autoridades de la ANMAT y autoridades gubernamentales.