La importancia de este servicio para las familias, fue escuchada por el Intendente Gustavo Benedetti quien resolvió junto a Iván Rivarola, presidente de la Asociación Mutual Arroyito, logrando el visto bueno del Consejo Directivo. Así, se determinó un Protocolo para la puesta en funcionamiento del Servicio de Sepelio, en el marco de los permisos y prohibiciones establecidas en el Decreto Nacional 956/2020. El mismo, para defunciones por covid-19 permanece inhabilitado.

Funcionará bajo pilares preventivos para evitar el contagio covid-19: distanciamiento social, higiene/ desinfección y uso de elementos de protección personal y de bioseguridad. Se permite así el servicio de velatorio por dos horas y se habilita el ingreso controlado y reducido, que va de 2 a 5 personas, para la participación del mismo.

Acordaron que en caso de mediar inconvenientes se podrá incrementar la cantidad de horas, aunque no se pondrá en riesgo la salud de los empleados que trabajan en el sector.

Apelamos a la responsabilidad social para comprender las medidas de bioseguridad de la Institución en cuanto al restablecimiento de este servicio.