La provincia de Córdoba y la Costa Atlántica fueron los dos destinos más elegidos y abarcaron un sesenta por ciento del total del movimiento.

Tras las aperturas y flexibilizaciones que permitieron reactivar el turismo interno en todo el territorio nacional, más de 6 millones de argentinos y argentinas viajaron desde el 1 de diciembre hasta el momento.


Córdoba y la Costa Atlántica fueron los dos destinos más concurridos para vacacionar, representando un 60 por ciento del movimiento turístico del verano. Le siguen las provincias de Entre Ríos, Río Negro, Neuquén, Mendoza, Salta, San Luis y Chubut.
Entre las ciudades más visitadas se encuentran Villa Carlos Paz, Mar del Plata, Bariloche, Villa Gesell, Pinamar, Monte Hermoso, Miramar, San Martín de los Andes y Salta, según datos oficiales.

Hubo niveles de ocupación destacados, que rondaron entre el 60 y el 80 porciento, en el Partido de la Costa, Pinamar, Villa Gesell, Calamuchita, Bariloche, San Martín de los Andes, Cafayate, Federación y Tafí del Valle.


«Los números de ocupación no son los del verano 2020, en la que habíamos tenido una temporada récord, pero estamos muy conformes con estos primeros ingresos que logramos inyectar a un sector que estuvo a facturación cero durante más de un semestre del año pasado y que será estratégico en el camino de la reactivación económica», manifestó Lammens.

Fuente: Télam